GIRA POR EEUU

Guzmán tiene en el FMI a su único gran aliado

¿Conseguirá los U$S 4.500M?

Agustín D'Attellis

Luego de la gira del Ministro de Economía, Martín Guzmán, por Estados Unidos, se pueden llevar a cabo algunas conclusiones: en primera instancia, haber tenido reuniones con fondos de inversión, y sufrido algún golpe a partir de la demanda sobre la deuda de la Provincia de Buenos Aires. 

Es que un grupo de inversores, que conformaron un scrum ad hoc, especialmente para llevar adelante esta demanda, presionaron a Guzmán por la deuda de 7100 millones de dólares que tiene la Provincia de Buenos Aires, y que viene intentando ser reestructurada por el gobierno de Axel Kicillof. Esta deuda viene de postergación tras postergación desde hace ya bastante tiempo, y derivó en el mencionado grupo, que se constituyó especialmente para iniciar las acciones pertinentes. 

Los dos jueces que le meten miedo a Macri

Este mal trago, sumado a los niveles del Riesgo País -que en estos momentos se ubica cercano a los 1600 puntos- fueron parte de un  gesto de 'darle la espalda' al ministro por parte del mercado Financiero, especulando con que Argentina no va a llegar a un acuerdo con el Fondo, ni con el resto de los organismos, y que la deuda con acreedores privados reestructurada, va a enfrentar problemas -en un futuro próximo-. 

A pesar de todo este escenario adverso, Guzmán regresó al país con importantes acuerdos con el Fondo Monetario, obviamente no sobre el total de la deuda. Tras las reuniones con Kristalina Georgieva, titular del FMI, las versiones surgidas -tanto del Fondo Monetario como del Gobierno Nacional- sugieren que el diálogo avanza, que la relación es buena, a pesar de las declaraciones de la vicepresidenta Cristina Fernández, quien dijo en las últimas horas que el país no tiene la plata para pagarle al Fondo Monetario Internacional, que va a haber que extender los plazos, y bajar la tasa de interés -algo que el FMI no hace en sus acuerdos de reestructuración-. 

Además, el ministro volvió con dinero en la billetera, porque el Fondo decidió ampliar su moneda, es decir sus derechos especiales de giro, y repartirlo entre los países miembros. Por la participación que Argentina tiene en el organismo, le tocarán aproximadamente unos 4300 millones de dólares, los cuales -si entran en los próximos meses- le va a permitir al país sortear un escenario de default, probablemente con el club de París y con el propio Fondo Monetario Internacional, cuyos vencimientos llegarán antes de fin de año.

Esta nota habla de:
Más de Economía
Se viene el invierno, de Puerto Madero a la 31

Se viene el invierno, de Puerto Madero a la 31

El país no aguanta gastar otra vez 5 puntos del PBI. Sí habrá Repro II.
Vicentín: impunidad al palo

Vicentín: impunidad al palo

Medidas del BCRA y demora del Poder Judicial