El Riesgo País sube y Guzmán viajó a EEUU a calmar al FMI

Negociaciones por la deuda

Agustín D'Attellis

El ministro de Economía, Martín Guzmán, viajó a los Estados Unidos. Realizó su primera escala en Nueva York. La intención es la de reunirse con potenciales inversores para la Argentina, y -al mismo tiempo- con aquellos que actualmente poseen títulos de deuda del país. El tramo siguiente del viaje será Washington, donde se reunirá con algunas autoridades del Fondo Monetario Internacional, en el marco del intento por la reestructuración de la deuda.

Este viaje se encuentra enmarcado en un escenario de pérdida de confianza sobre el devenir de la economía argentina, según la visión del FMI. El indicador del Riesgo País -actualmente- indica que el país ronda los 1600 puntos básicos, lo cual, a un año de haber cerrado un acuerdo con los acreedores privados y de estar buscando uno similar con el Fondo, luce como un registro significativamente alto.

¿Cuál es el problema de fondo que enfrenta Guzmán con el Fondo Monetario? El compromiso sobre una meta fiscal que -cada vez- se le hace más difícil demostrar que va a poderla cumplir.

Argentina viene de marcar un déficit de 6,5% de Producto Bruto durante 2020. De esa cifra, 3,5% se explican por los programas especiales que se desarrollaron para hacerle frente a la pandemia. Para 2021 se espera que ese déficit total sea de 4,5%, cifra en la cual no están contempladas partidas que tengan que ver con gastos extraordinarios por el coronavirus.

Esta decisión se da en el marco de que la situación en América Latina amanece como alarmante. Chile registra casi su totalidad de camas UTI ocupadas, al borde del colapso sanitario; Brasil cuenta con muchas de sus urbes en alerta roja; el resto de los países están barajando la posibilidad del confinamiento absoluto y, en Argentina, se yergue el fantasma del rebrote en la curva de contagios. Esto podría llevar al Ejecutivo a la decisión de volver a restringir actividades, con lo cual -de ocurrir- tendrá un fuerte impacto -sobre todo- en la economía informal; y -a la postre- la consecuente asistencia del Estado.

Esta ayuda estatal -obviamente- conlleva una importancia fuerte dentro del Presupuesto, y es lo que el FMI le remarcará a Guzmán, quien deberá demostrarle al ente financiero cómo Argentina enfrentará la crisis sin que colapse la economía ni el sistema sanitario, y cumpliendo con esa meta de déficit fiscal. Un escenario extremadamente complejo y delicado enfrentará la economía nacional durante los próximos meses.

Esta nota habla de:
Más de Economía
Se viene el invierno, de Puerto Madero a la 31

Se viene el invierno, de Puerto Madero a la 31

El país no aguanta gastar otra vez 5 puntos del PBI. Sí habrá Repro II.
Vicentín: impunidad al palo

Vicentín: impunidad al palo

Medidas del BCRA y demora del Poder Judicial