¿Y ahora? según la UNESCO, 185 países cerraron escuelas por el covid

Fin a la polémica por las clases presenciales

Cristian Gonzalez

En Argentina el round de la política dirime si clases presenciales si o clases presenciales no, al ritmo que espera más dosis de vacunas para palear la llegada del invierno y las consecuencias de la feroz segunda ola. Pero el mundo tiene esta discusión central sobre la presencialidad de las clases. 

No se cumple la Argentinidad al palo donde no hay discusión sobre el origen del mate, el bondi, la lapicera o dulce de leche, todos patrimonio 100% albiceleste. Desde Francia, cuna de la educación pública, pasando por Alemania, Uruguay o hasta Israel -el primer país en estar cerca de vencer a la pandemia- todos debaten y le ponen un candado a las aulas ante nuevas olas de contagios. 

  Según un informe de la UNESCO, es tal el impacto de la pandemia en el mundo que el coronavirus obligó a cerrar escuelas en 185 países. Del total de la población de estudiantes inscriptos en la educación en todo el mundo, se calcula que más del 89% está actualmente fuera de las aulas. Este porcentaje representa a 1.54 millones de niñas, niños y jóvenes del nivel inicial, secundario y universidad.  

Más información: Con escuelas cerradas, ¿Larreta se victimizará?

En Argentina, las miradas están casi centralizadas en los chispazos entre Alberto Fernández y Horacio Rodríguez Larreta. Las batallas en Tribunales y los jueces amigos que emiten fallos a diestra y siniestra. Marchas, contramarchas, bravuconadas públicas y declaraciones cruzadas. Los líderes de los dos bandos desataron una pelea salvaje entre oficialismo y oposición (que se trasladó la calle y promete agrandar la grieta) a medida que los casos aumentan y el riesgo sanitario es cada día mayor. Ayer, el número de infectados rozó la alarmante cifra de 30 mil nuevos positivos y el total de fallecidos se acerca al umbral de 60 mil en el país, desde que se desató la pandemia. 

Mientras los pasillos de la Justicia tienen más tránsito que la Autopista Panamericana en hora pico, los alumnos de CABA son rehenes del juego de la política. Es tan frenética la disputa política que una familia deberá ver la TV cada noche antes de ir a dormir para saber si las escuelas estarán abiertas o no.  

La distancia entre Argentina e Israel es de unos 12750 km. Las diferencias sociales, culturales, de territorio y hasta políticas son gigantes. Nadie puede negar que son dos sociedades muy dispares y en este caso no se intenta -ni por asomo- hacer una comparación. Es solo una mirada empírica. Y en esta batalla sin cuartel del mundo por vencer a la pandemia siempre es saludable y enriquecedor mirar a los que encontraron la luz al final del túnel. Más no sea para aprender e intentar imitarlos mínimamente.  

¿Cómo llegó Israel a la inmunidad de rebaño y dieron el paso para vencer al covid-19? 

Los tópicos infaltables que resaltan en la lista como los ingredientes para la fórmula del éxito son vacunas para todos, ayuda económica, shoppings, negocios y escuelas cerradas. Casi cinco millones de israelíes, o sea más de la mitad de su población, ya recibió dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech. "Hemos firmado un acuerdo con Pfizer para comprar millones de dosis de su vacuna, que nos permitirán seguir luchando contra el coronavirus hasta finales de 2022", señala un texto publicado en las últimas horas, entre la oficina del primer ministro Benjamín Netanyahu y el Ministerio de Salud.

El 18 de enero, Israel registró 10.021 casos, en uno de los picos de contagio más feroces en toda la pandemia. Allí debió aumentar las restricciones y entre esas medidas, decidió ponerle un freno a las clases presenciales. 

  A fines de Marzo, el Presidente de Francia, Emmanuel Macrón, decidió cerrar sus escuelas entre tres y cuatro semanas, según la edad de los alumnos, para frenar la virulenta tercera ola. Fue la séptima interrupción del Presidente francés al ciclo lectivo desde que comenzó la emergencia sanitaria.  

Una imagen impactante: la celebración en Tel Aviv del Día de la Independencia, el 15 de abril. (Foto AP).

Con más de 9,2 millones de habitantes, Israel despliega la campaña de vacunación más intensa del mundo desde finales de diciembre, logrando salir gradualmente de su tercer confinamiento a comienzos de febrero. Para celebrar el fin del tapabocas en espacios públicos, el gobierno de ese país publicó un video en su cuenta oficial en español.

Rodica Radian-Gordon, embajadora de Israel en España, resaltó la rapidez como el factor clave para el éxito en la campaña de vacunación en Israel. "En menos de dos meses el 40 por ciento de la población fue vacunada. El gobierno israelí comenzó hace seis meses las negociaciones con algunas compañías farmacéuticas para poder conseguir la vacuna", agregó.

"En menos de dos meses el 40 por ciento de la población de Israel fue vacunada". Solo el 0,02 % de la población que recibió las dos dosis se enfermó. 

A esto se suma un sistema público de salud muy eficaz, que fue digitalizado hace ya 20 años, lo que agilizó enormemente el proceso de citar a los ciudadanos para vacunarse. "Además, la respuesta por parte de la ciudadanía está siendo muy positiva", señala la embajadora de Israel en España, que ve un futuro esperanzador: "También somos pioneros en la implantación de un ‘pasaporte verde' para las personas vacunadas, y esperamos que con ello podamos abrir de forma segura los sectores del turismo, la cultura, la hostelería, los viajes internacionales de negocio, etc.".

Los jóvenes en Israel comienzan a recuperar su vida social como antes de la pandemia. (Foto AP).

Israel, que contó con 837.199 infectados y 6.340 muertes, ha visto una disminución de la epidemia desde hace varias semanas, con menos de 200 nuevos casos cotidianos, contra más de 10.000 en el momento mas difícil de la crisis sanitaria.

Más información: Desde junio la Sputnik se hará en Malvinas Argentinas

El periodista argentino Gabriel Ben Tasgal, que vive en Israel hace décadas, hizo una pintura sobre el panorama y como abordaron la disputa política (igual que en Argentina) sobre escuelas abiertas sí o escuelas abiertas, no. "Cada vez que en este país se abrieron las escuelas, aumentó el contagio de forma radical. Se abrían centros comerciales y el colegio no", afirmó Ben Tasgal. 

"Tuvimos tres olas grandes de contagio. Esto coincidió con la vuelta a clases. Como los niños no están vacunados son los últimos en volver. Había una lucha real entre el ministro de salud y educación, los dos eran del mismo partido", explicó. 

Sin importar la distancia entre Sudamérica y Medio Oriente. Ni las diferencias culturales. En Argentina y en Israel, pasando por Uruguay, Francia o Alemania, la polémica por la suspensión de clases está instalada en el mundo. No porque alguien sea tan necio de negarse al acceso a la educación, uno de los bienes más preciados del ser humano, sino porque enfrente está la pandemia y las armas para vencerla todavía son escasas.

Esta nota habla de:
Más de Política
Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

EXCLUSIVO. Desde Siderca, nave insignia del Rey del Acero, se envenena el Paraná.
Larreta se rindió y  Alberto prepara DNU

Larreta se rindió y Alberto prepara DNU

La explosión de contagios y muertes aplacó al pope de la Ciudad.