PJ Provincia: Máximo conduce pero en diciembre tendrá todo el "power"

Alejandro Cancelare

En estos tiempos se anunciará el llamado a elecciones internas para decidir que Máximo Kirchner sea el futuro presidente del PJ de la Provincia de Buenos Aires pero recién podrá asumir al finalizar el mandato de la dupla Gustavo Menéndez y Fernando Grey, a fin de este año.

Las negociaciones se iniciaron a fines del año pasado cuando en el restaurant El Mangrullo, sede paralelo del gobierno de Ezeiza, que conduce Alejandro Granados, se reunieron los intendentes, Máximo, Sergio Massa y el presidente Alberto Fernández. 

Fue en ese encuentro que el presidente, al ver la semblanza inquieta del hijo de la vicepresidente, propuso que fuera él quien presida el peronismo provincial y asumieran en un mismo acto él como presidente del PJ Nacional y el diputado en el provincial. Pero había un inconveniente. El PJ bonaerense tenía autoridades con mandato legal en curso hasta diciembre de este año. Nadie lo pensó en el medio del brindis.

De a poco, lo que era un acuerdo natural, se empezó a complicar. Máximo Kirchner pretendía asumir ya y ordenar todo bajo su criterio, algo que no fue aceptado por los presidentes Gustavo Menéndez, de Merlo, y Fernando Grey, de Esteban Echeverría.

A los jefes comunales se les sumó Juan Zabaleta, ladero del presidente en todo armado que luego termina frustrando el propio Alberto F. y el debate creció. "No hay tal operativo clamor", expresó hace quince días cuando le preguntaron sobre la futura presidencia del Máximo en el peronismo provincial.

Luego de muchas discusiones, que no serán zanjadas por este acuerdo, el diputado nacional, jefe político de La Cámpora, quedará al frente del peronismo provincial pero sólo podrá tener el poder legal en diciembre, cuando finalice el mandato de las actuales autoridades.

No hubo ni renuncias masivas ni acuerdos que pudieran acortar los tiempos y menguar la confusión. Los congresales, presididos por Fernando Espinosa, y las autoridades partidarias de cada uno de los distritos bonaerenses, quedarán en sus cargos hasta que se realice otra elección.

Menéndez y Grey se alternan en la presidencia del peronismo bonaerense desde diciembre de 2017, cuando luego de extremas negociaciones convalidaron un acuerdo con el intendente de La Matanza, Espinoza. Los dos primeros en la cabeza del partido mientras que el matancero fue designado presidente del Congreso del Partido Justicialista. La Cámpora no tuvo casi representatividad en aquel armado.

En la negociación de ayer estuvieron Andrés Larroque, Facundo Tignanelli y Kirchner, por un lado, y Ménendez, Grey y Zabaleta, por el otro y, de manera permanente vía zoom y face a cámara encendida los apoderados históricos del peronismo bonaerense y nacional, Jorge Landau y Eduardo Löpez Wesselhoefft, quienes en todo momento le alertaban sobre los inconvenientes legales y posibles impugnaciones que podrían recibir las soluciones analizadas en el encuentro.

Nada se discutió del posible cambio en las reglas electorales o la postura sobre la imposibilidad de que haya una nueva reelección para los intendentes, temas que sí habían aparecido cuando se negociaba todo un paquete de acuerdos en los que no coinciden muchos intendentes y La Cámpora.

Esta nota habla de:
Más de Política
Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

Rocca: residuos tóxicos y suba de cáncer en Campana

EXCLUSIVO. Desde Siderca, nave insignia del Rey del Acero, se envenena el Paraná.
Larreta se rindió y  Alberto prepara DNU

Larreta se rindió y Alberto prepara DNU

La explosión de contagios y muertes aplacó al pope de la Ciudad.