Golpe al ego: Clarín pagará 2.5M a la familia Rawson

A 8 años del femicidio.

Por Cristian González

El 10 de junio de 2013 quedará grabado para muchos en la Argentina. No es una fecha patria pero un suceso horroroso conmocionó a una tranquila zona de Palermo. En un barrio de veredas irregulares, de mucha gente paseando perros y repleto de bares y vida nocturna, vivía Ángeles Rawson. La chica de 16 años, de clase media, abanderada de un colegio religioso y fanática de las historietas de animé, volvía a su casa -como todas las semanas- de su clase de gimnasia. 

El resto de su familia, madre, padre, hermano y padrastro, se ocupaban de sus actividades con normalidad, sin siquiera imaginar que ese día marcaría sus vidas. Mumi (cómo la llamaba su familia y amigos), -según quedó grabada en las cámaras de seguridad- llegó al edificio donde vivía, en Ravignani 2360, y se encontró con una persona conocida, cercana para todos los que allí moraban. Lo que no sabía, ni en sus peores pensamientos, era que ese mismo personaje sería su femicida. Sería el último ser humano que la viera con vida. El mismo que saludaban a diario, que los asistía si tenían algún inconveniente dentro del edificio y hasta trataban con cierto cariño, fue su verdugo. 

Ella ingresó por la puerta de entrada y se topó con Jorge Mangeri, el encargado. Para la Justicia, según el juicio de 2015, con algún engaño, el portero llevó a Ángeles a un sitio del edificio -para la fiscalía fue el sótano y para la querella la portería del octavo piso-, y allí inició un ataque sexual no consumado que, por la resistencia de la víctima, terminó en el homicidio. Mangeri fue condenado a prisión perpetua y actualmente se encuentra alojado en la cárcel de Ezeiza.

El caso de Ángeles copó todos los medios y se convirtió en uno de los casos policiales más resonantes de la historia. En el medio, se cometieron graves errores, desde apuntar al padrastro de Ángeles,  Sergio Opatowski, como publicar fotos del cuerpo de la adolescentes sin ningún remordimiento. 

A casi ocho años del triste hecho, la Justicia condenó al grupo Clarín a indemnizar con dos millones y medio de pesos más intereses por "daño moral" al padre de Ángeles Rawson, por publicar en su revista "Muy" las fotos del cadáver de la joven brutalmente asesinada en junio de 2013.

El fallo de la Cámara Nacional en lo Civil califica de "desaprensiva" la conducta de "Arte Gráfico Editorial Argentino SA". Todo se remonta a los terribles días del hallazgo del cuerpo de Ángeles, en un basural del Ceamse, dentro de una bolsa de consorcio. Por el hecho está condenado a prisión el encargado del edificio donde vivía a adolescente, Mangeri.

Franklin Rawson demandó a la editorial responsable de la revista por "daños y perjuicios" por la publicación de las fotos el 28 de junio de 2013. Las imágenes mostraron el "cuerpo sin vida" de su hija, y se presentaron como "Exclusivas" con el título "Las fotos del horror". Además se ilustraba "a modo de iconografía con flechas indicadoras" de las partes del cuerpo "que podrían distinguirse de la basura dentro de la cinta transportadora de un centro de residuos", según la demanda.

Jimena Aduriz, la mamá de Ángeles, recordaba a la joven asesinada en Palermo en el 7° aniversario. (Télam).

LEÉ EL FALLO COMPLETO AQUÍ

Fallo Ángeles Rawson contra Clarín by Cristian Gonzalez on Scribd


Ese mismo día, 28 de junio, el juez que investigaba el crimen prohibió divulgar o publicar "fotografías que expongan en forma mediática la vida privada de la menor, su intimidad y su círculo de amistades a través de medios gráficos o audiovisuales". En la demanda se remarcó que "la orden judicial no fue cumplida y las fotos fueron publicadas en la portada del diario, propagándose a su vez por internet pudiéndose encontrar, aun en la actualidad, tal como fueron publicadas en el diario", provocándole los daños que reclama en su escrito de inicio.

AGEA fue condenada en la justicia de primera instancia a pagar un millón de pesos más intereses. Ese fallo fue apelado y ahora la Cámara Nacional en lo Civil no sólo lo confirmó sino que elevó la indemnización a 2.500.000 pesos.

Espert-López Murphy: unidos por el espanto a los K y al PRO

"Tal desaprensiva conducta de la demandada, quien -dada su extensa trayectoria en medios de comunicación- tenía el mayor deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas (art. 902 del Código Civil derogado - actual art. 1725 del Código Civil y Comercial), produce un inevitable daño en la intimidad de la familia de la fallecida, dolor indescriptible, mortificación de sus sentimientos y emociones, perturbación de su círculo íntimo, que comprende a aquellas personas con las que compartía su vida, sus afectos y sus vivencias cotidianas, que deben ser reparados". Así se afirma en el fallo del Tribunal de Apelaciones, que podría ser apelado ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

"Cuando se difunden fotografías del cadáver de una persona fallecida -y más aún cuando se trata de una menor de edad, como lo era Ángeles-, resulta indudable que se vulnera el derecho a la imagen y a la intimidad familiar. Aún cuando pudiera considerarse como excepción que hubiera existido el ejercicio regular del derecho de informar, lo cierto es que no se avizora que tal exposición haya encontrado otra finalidad que la de lucrar al satisfacer la curiosidad o la morbosidad del público, excediendo claramente la noble función de informar conferida a la prensa, en perjuicio de la familia de la víctima", concluyó la sentencia.

AGEA argumentó al defenderse que la publicación "en modo alguno vulneró el derecho a la imagen ni la intimidad de nadie, pues la difusión comprende una excepción al derecho a la imagen y porque, además, nada de lo difundido era privado o secreto de la víctima ni de su familia". 

Incendios en el Sur: ¿Quién tiene la culpa y quién la responsabilidad política?

"Agrega que las imágenes no resultan agraviantes, pues no muestran partes del cuerpo que permitan la identificación del cadáver ni exhiben partes vulnerables ni íntimas. En definitiva, que lo que exhibe la foto es la circunstancia de hecho, de lugar y espacio en el que fue encontrado el cuerpo y de la que no se puede identificar a la víctima del ataque sexual y posterior femicidio; que lo que se quiso demostrar fue el lugar donde fue hallada la víctima a los efectos de informar y aclarar como fue el aberrante hecho, siendo que -según expresa en sus agravios- los medios están para ayudar a comprender la dramática realidad del femicidio en Argentina, generar conciencia y compromiso", sostuvo la empresa ante la Justicia.

Más de Tribunales
El procurador de Macri apuntala a Larreta

El procurador de Macri apuntala a Larreta

Casal dio vía libre a las clases presenciales.
¿Por qué Marijuan citó a Vizzotti en la causa Sigman?

¿Por qué Marijuan citó a Vizzotti en la causa Sigman?

La Ministra declara como testigo por la demora en la entrega de vacunas.
Ricos y Famosos no pagan el IS y además quieren que no trascienda

Ricos y Famosos no pagan el IS y además quieren que no trascienda

No quieren pagar ni que se conozcan sus argumentos.